Igor Stravinsky – Petrushka (rev. 1947)

Igor Stravinsky – Petrushka (rev. 1947)

Christian Badea: director
Teatro de la Maestranza
21 de Noviembre de 2002

Igor Stravinsky - Petrushka (rev. 1947)

Igor Stravinsky - Petrushka (rev. 1947)

"Experimento una especie de terror cuando, en el momento de ponerme a trabajar y encontrarme ante la infinitud de posibilidades que se presentan, tengo la sensación de que todo me es lícito … ¿Tendré entonces que perderme en este abismo de ¿libertad?" Así escribió Igor Stravinsky en sus conferencias de 1946 en la Universidad de Harvard, recopiladas, traducidas e impresas como Poética de la música.

Una y otra vez a lo largo de su carrera, Stravinsky se enfrentó a este problema de la libertad. La composición musical de 1908 para el ballet El pájaro de fuego fue un punto de inflexión para el compositor, que entonces tenía 28 años. Fue para él una ruptura con los compositores rusos que admiraba; y sin embargo, la música aún afirmaba su influencia. Este no era el Stravinsky en el que pensamos ahora, este era Stravinsky, el estudiante de Rimsky-Korsakov y admirador de Tchaikovsky. Podría decirse que fue su primer trabajo maduro y lo estableció en el mundo de la música y creó una relación favorable con el empresario Sergei Diaghilev y los Ballets Russes de París, pero no estableció a Stravinsky como el infante terrible cuyo Le sacre du printemps ( The Rite of Spring, 1913) resonaría con músicos, audiencias, compositores, escritores y académicos durante el resto del siglo.

Diaghilev y Stravinsky ya se habían puesto de acuerdo sobre el esquema general de su próxima colaboración (que se convertiría en el Rito) cuando el empresario vino a visitar al compositor a Lausana. Le sorprendió encontrar a Stravinsky trabajando en una pieza completamente diferente, un semi-concierto para piano y orquesta. Era, según el compositor, una pieza con la que podía refrescarse. Diaghilev escuchó posibilidades en el naciente Konzertstück y convenció al compositor para crear una partitura de ballet. La obra completa, Petrushka, se representó por primera vez en 1911 en el Teatro Châtelet de París, con Pierre Monteux como director y Vaslav Nijinsky interpretando el papel principal. Stravinsky fue responsable de la mayor parte del escenario.

Al igual que The Firebird antes, el ballet fue un gran éxito; Sin embargo, a diferencia de ese trabajo anterior, Petrushka fue un paso crucial alejándose del prototipo orquestal del romántico tardío. Stravinsky comenzó a alejarse de la forma "evolutiva", a menudo creando contrastes con bloques de sonido audaces, una técnica que se convertiría en un sello distintivo de su estilo. Este tipo de composición se ha comparado con las pinturas de Picasso y Georges Braque, donde las figuras y escenas se distorsionan y abstraen, donde un objeto pintado puede estar formado por varios bloques de color vagamente relacionados.

De hecho, el compositor exploró el color y el ritmo de formas igualmente abstractas. Utilizó agrupaciones rítmicas que estaban desequilibradas. Truncó melodías. Explotó las capacidades de las orquestas con audaces y brillantes lavados de sonido que recuerdan el brillo de colores vibrantes. Stravinsky comenzó a usar estos colores orquestales de la misma manera que los compositores románticos y clásicos habían usado temas, sustituyendo el color por la melodía, el montaje musical por las "variaciones en desarrollo" brahmsianas.

Petrushka es también una obra que se deleita con la música folclórica rusa, desde las notas iniciales (una canción de Pascua de Smolensk) hasta la danza gitana en la cuarta escena. Esta afición por la música folclórica fue a infiltrarse en su música a lo largo de su carrera, aunque nunca más que en esta obra. En Petrushka, escuchamos a Stravinsky encontrar su voz y construir una bocanada de vapor que lo impulsaría al tour de force que seguiría en el Rito de la Primavera. Aun así, Petrushka en sí fue un tour de force, que le dio al compositor la confianza para continuar con lo que sería su máxima vocación: remodelar la forma en que pensamos y escuchamos la música de concierto.

El musicólogo Stephen Walsh describió el ballet de manera similar cuando escribió en La música de Stravinsky: "Ciertamente, Petrushka tipificó el nuevo credo artístico …, un credo de color, movimiento e ilusión … un nuevo estado de ánimo en las artes en el que el ensimismamiento y la angustia del romanticismo y el expresionismo comenzaron a oponerse a una objetividad que mira hacia afuera y ansiosa por participar en la alegría de la existencia ".

En otras palabras, expresado de manera apropiada y tal vez reflexiva ahora que nos acercamos al final del milenio, Stravinsky había hecho las paces con el pasado y se sentía libre de seguir adelante.

En octubre de 1946, casi al mismo tiempo que las declaraciones de Stravinsky en Harvard, emprendió una revisión de Petrushka, que es la versión que escuchamos en estos conciertos. Cambió sustancialmente la orquestación, reelaborando la música para que fuera más una obra de concierto y menos una partitura de ballet, y extendió un poco la parte de piano en las escenas tres y cuatro; algunas figuras que eran armónicas en el original fueron reelaboradas como líneas de contrapunto. Stravinsky también cambió considerablemente las marcas de tempo a lo largo de la obra.

Tableau I
The Shrovetide Fair
The Mountebank (Charlatan/Magician)
Russian Dance

Tableau II
Petrushka’s Room

Tableau III
The Blackamoor / The Moor’s Room
The Ballerina
Valse: Ballerina and Blackamoor

Tableau IV
The Shrovetide Fair (Towards Evening)
The Dance of the Wet-Nurses
Peasant with Bear
Gypsies and a Rake Vendor
Dance of the Coachmen
Masqueraders
The Scuffle (Blackamoor and Petrushka)
Death of Petrushka
Police and the Juggler
Vociferation of Petrushka's Ghost

Christian Badea director
Grabación realizada en el Teatro de la Maestranza el día 21 de Noviembre de 2002

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Escribe aquí la palabra de búsqueda

Scroll Up
Sobre la ROSS

Real Orquesta Sinfónica de Sevilla

La Orquesta Sinfónica de Sevilla fue creada el año 1990 por decisión de la Junta de Andalucía y del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla y de lo que resultó una formación de 103 profesores que aúnan unas 19 nacionalidades diferentes y que hoy se mantiene en 89 profesores y un número mayor de nacionalizados españoles.

Oficina central
Calle Temprado nº6 41001

Sevilla, España

Tlf. (+34) 954 56 15 36
info@rossevilla.es